Call us toll free: +1 800 789 50 12
Top notch Multipurpose WordPress Theme!

ADOLESCENTES CON CÁNCER AAA


¿Qué pasa a partir de los 14 años cuando te diagnostican un cáncer?

No me acuerdo bien como fue que conocimos a Rosalía Lorenzo. Lo que sé es que hace más o menos 4 años ya y es una persona de la que aprender: trabajadora, muy inteligente, sin pelos en la lengua y con muchas, muchas ganas de hacer cosas y ayudar a un colectivo que está en un “limbo asistencial” en lo que a tratamientos y recursos asistenciales se refiere. Es la psico-oncóloga del hospital Niño Jesús de Madrid y no para un minuto.

Juntas hemos hablado de muchísimos proyectos que no hemos tenido la oportunidad de rematar y otros que, poco a poco.. vamos consiguiendo sacar adelante a trancas y barrancas… vídeos, campañas en redes sociales para concienciar de las necesidades específicas y especiales de este colectivo, conseguir pelucas para jóvenes sin recursos, conciertos, libros, etc…

La adolescencia y la juventud es una época de la vida que, en personas sanas, ya se vive un drama con los cambios. Estamos definiendo no solo nuestra imagen, sino nuestra personalidad. En estas circunstancias no creo que haga falta incidir  mucho en lo que puede significar a un chic@ de 15 años el efecto de hinchazón por los corticoides, la alopecia por quimioterapia, la pérdida de vello facial, etc… es lo que hay, pero vamos a intentar que estén lo mejor posible¡¡ y la adolescencia y juventud llega normalmente hasta los 30 (largos)…

Otro tema que solemos hablar es el tema de ayudas: para niños pequeños hay muchísimos recursos destinados (económicos y personales) pero para esta franja de edad no hay demasiados y no es precisamente la época en la que estamos mejor económicamente… por lo que sigue suponiendo un desembolso muy importante para las familias que no suelen encontrar facilidades para sobrellevar esta situación.

Tenemos pendiente un programa de ayudas para las madre de niños hospitalizados, para poder darles un ratito, un respiro en el que cuidarlas a ellas.. cuidar a los que cuidan lo podríamos llamar… a mi personalmente esto me hará mucha ilusión llevarlo a cabo… y los vídeos… tenemos mucho material gráfico que realizar… muchas voces a las que dar un altavoz para que cuenten su historia, sus vivencias y sus necesidades para que las entidades que podamos ajustemos las ayudas a la realidad.

En el año 2017 hemos tenido la oportunidad de participar en su programa EL KIT DE LA CUESTIÓN: unos kits con material super útil para hacer las estancias hospitalarias más llevaderas… auriculares, gorras, cremas, etc…

El 2018 va a ser…

TALLERES INFORMATIVOS PARA PACIENTES CON CÁNCER DE MAMA


La FUNDACIÓN ANGELA NAVARRO dentro de sus objetivos de formar e informar, llevamos 2 años participando en unas jornadas/ taller que pretenden dar información de primera mano a mujeres recién diagnosticadas de cáncer de mama en los hospitales de Villalba, Móstoles, Valdemoro y Fundación Jiménez Díaz de la Comunidad de Madrid.

Las jornadas constan de dos bloques diferenciados: una primera parte médica en la que las participantes reciben información de sus tratamientos y una segunda parte más social en la que tratamos temas como las bajas laborales, ejercicios de fisioterapia para abordar la curación de la mastectomía, el linfedema, las relaciones sexuales..

Una completa jornada en la que se tocan todos los temas que una mujer puede tener dudas a la hora de afrontar una tratamiento para el cáncer de mama.

La información es poder y, poder recibirla de primera mano del equipo médico que va a intervenir en nuestro tratamiento es de muchísima ayuda para no tener que recurrir a Google.

Muchas veces, en consulta estamos bloqueados y no conseguimos preguntar todas nuestras dudas a nuestro médico, por lo que estas jornadas taller son de mucha ayuda para poder compartir con los profesionales y otras personas que están pasando por tu misma situación.

Desde la fundación Angela Navarro, explicamos los efectos secundarios que la quimioterapia y radioterapia puede tener sobre nuestro cabello, nuestra piel y las mucosas y hacemos un recorrido sobre los recursos que tenemos a nivel estético para mejorarlos: maquillaje reconstructivo, micropigmentación, cosmética, pelucas, pañuelos, etc.

El cáncer es una enfermedad que genera mucha incertidumbre por lo que este tipo de iniciativas son fundamentales para que las mujeres despejen las dudas más comunes sobre su enfermedad.

BANCO DE PELUCAS


El BANCO DE PELUCAS que gestionamos desde nuestra fundación se nutre de la generosidad de particulares que donan sus prótesis capilares cuando ya no las necesitan o entidades que nos aportan recursos económicos para poder adquirir pelucas cuando hay una necesidad particular.

Es un programa del que nos sentimos profundamente orgullosos ya que se nutre de la generosidad y se genera un círculo de ayuda. Utilizamos las pelucas como “testigo” para ayudar a hacer frente al tratamiento contra el cáncer.

Muchas veces las pelucas, una vez que han servido a una persona, pueden seguir siendo útiles con unos pequeños arreglos de taller del interior, color, volver a cortar,etc..

Nos gustaría también dar las gracias a todas aquellas personas que nos hacen llegar sus trenzas después de cortarse el cabello ya que con ese cabello, aunque no siempre podamos realizar pelucas completas, nos ayuda a reparar las prótesis del banco que requieran repoblar algunas zonas para que su nuevo usuario la use como si fuera nueva.

No se trata de poner una peluca por ponerla y para nosotros es muy importante intentar que cada persona se sienta identificada con la imagen que va a llevar durante el tratamiento, que la prótesis capilar le sirva de verdad como parte de su nueva imagen y no como un disfraz, por lo que trabajamos siempre viendo la imagen de la persona que la necesita y, dentro de las pelucas que disponemos en ese momento, se elige la más parecida. En el momento de realizar la adaptación de la peluca, ajustamos el corte, el color si es una peluca de cabello natural y el interior de la misma para que sea lo más cómoda posible de llevar.

El mantenimiento de la misma es muy importante y, los beneficiarios se comprometen a cuidar las pelucas y devolverlas al banco cuando no tengan que seguir usándola.

Para tener acceso a este banco solo es necesario que un trabajador social del hospital en el que se esté tratando realice un informe de necesidad y, enseguida ponemos en marcha los mecanismos necesarios para poder ayudar a todo aquel que lo necesite.

A las usuarios del BANCO DE PELUCAS además, se les informa de cómo maquillarse y cuidar la piel en su casa correctamente para que los efectos secundarios a nivel de piel sean los menos posibles.

Si sabes de alguien que pudiera interesar, no dudes en dejarle nuestro correo electrónico, info@fundacionangelanavarro.org, para que nos pongamos en contacto y comencemos a ayudarle.